Deseos incumplidos

11 abril 2009

La imprudencia del conductor, acabó con mis aspiraciones.

16 comentarios:

© loki vinodelfin dijo...

Cuando a veces te dejas llevar por otros acabas siendo una marioneta. El mando, aunque sea algo torpe, ha de tener nuestra firma.

Un abrazo

Fénix dijo...

Lamentablemente es algo que cada vez se ve más, los indices de accidentes paracen descender aunque minimamente, a pesar de las medidas que se toman al respecto.

Abuela Ciber dijo...

Todos somos culpables porque no hacemos llegar nuestros reclamos ante verdaderos suicidas al volante.

Saludos y gracias por visitarme

Martín dijo...

Duro, pero muy actual y reflexivo. Muy bueno. Saludos

Margarita dijo...

Ese texto me da que pensar varias reflexiones:

Aunque decidamos cómo vivir, estamos "conducidos" a buscar la clase media, en un lugar de capitalismo... (comparto lo que dice Loki "acabas siendo una marioneta").

Por otro lado, esta frase me hace pensar en la cantidad de accidentes al volante que sufren personas que mueren y no conducen. Aunque soy optimista y cada vez más pienso que bajará y bajará, el carnet por puntos ha evitado bastantes a diferencia del año pasado (pero aún hay gente imprudente, ignorante... que arriesga, encontrando la muerte segura). Pero pienso que todo irá mejor, soy positiva.


Un saludo Ismed

Dina dijo...

Quizá esas aspiraciones puedan o no ser cumplidas. Pero siempre te queda aspirar a otras muchas. Otras distintas. Es cuestión de adaptarse. O de sobrevivir.

Saludos Ismed.

Fénix dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
eva luciérnagas y zarzamora dijo...

Escalofriante micro. Excelente resumen en tanta brevedad.
"Mutilô mis aspiraciones,su imprudencia me costô el futuro"

un abrazo y un beso

Josep dijo...

Excelente. Buena iniciativa.

manuespada dijo...

Este micro pone los pelos de punta. Saludos.

Alebrije dijo...

Hola
Gracias por pasar a mi blog, me gusto mucho el tuyo, que digo me gusto, me encanto!!!!
SAludos

Hiperbreves S.A. dijo...

Doloroso y muy real. Cuántas historias terminan en una carretera.

Claudia Sánchez dijo...

Me gusta César! Bien por la brevedad y la contundencia. Un micro, redondo.
Saludos!

TORO SALVAJE dijo...

Microrelato que impacta.
Se queda clavado en el pecho.

Saludos.

azpeitia dijo...

Que bien interpretas la incertidumbre de los que hacemos muchos kilómetros por carretera.
Hoy se convierte en una lotería ciega, injusta y mortal en muchos casos...enhorabuena por tu blog....un abrazo de azpeitia

El Ángel... dijo...

¡Demoledor!

Publicación individual y Antologías colectivas. Libros editados Libros editados Libros editados Libros editados