El milagro

01 diciembre 2009


Cientos de curiosos se agolparon en la puerta de la iglesia. Todos querían ser testigos del milagro. La virgen, según decían, lloraba sin parar. El primero que presenció el milagro fue un joven monaguillo, quien en el momento del portento desayunaba bajo los pies de la imagen; sobre su frente cayeron las primeras lágrimas. El párroco decidió dejar el lugar de los hechos intacto, tal y como estaba cuando sucedió el prodigio. Bajo la imagen aún permanece la comida, una botella de agua y un bocadillo de caballa con cebolla.

Fotografía del artista Juan Yanes


Safe Creative #1006246664937

12 comentarios:

Isabel de León dijo...

Jajaja!!!milagro seguro xq si fue x la cebolla...jeje

Saludos de la chica.

Alury dijo...

XD... muy bueno!!!

Aquí mi visión halloweenesca del relato:

http://alury.blogspot.com/2009/10/santa-madonna.html

ismed dijo...

Saludos Isabel. Te digo que hay cebollas capaces de hacer llorar hasta a los muertos. Jejeje

ismed dijo...

Alury, he visto tu visión halloweenesca y es impactante. Le recomiendo a todos a que se pasen por tu blog y lo vean, pues una imagen vale más que mil palabras.

Acuática dijo...

Jijiji...¡qué bueno!

Martín dijo...

jaja muy original. Pense que venía por el lado religioso y me hiciste reir. Felicitaciones!

Sílice dijo...

César, leí el día 9 de este mes tu relato "La mirilla" por la radio. Si no pudiste conectar y lo quieres escuchar, entra en la radio y busca el podcast.

Un abrazo y envíame más cosas.

maria jose moreno dijo...

Buenísimo Ismed.
Gracias por visitarme.
Que ilusión seremos compañeros de libro. Me alegra mucho

El Desván de la Memoria dijo...

Hola, Ismed:
Gracias por visitar el blog de El Desván de la Memoria. Enhorabuena en mi nombre y de la gente del taller por tu éxito en el Fergutson.
Un abrazo,
Ramón

Elena dijo...

Gracias por visitarme, me gusta tu blog y lo que escribes en él. Yo soy nueva en esto de los blogs así que espero que me visites de vez en cuando.
El lunes hay cena Fergutson, ¿vives en Madrid?
Podías animarte si es así.

Manuel Trigo dijo...

Hola, Ismed.
Gracias por tu visita a mi blog, compañero de escrituras ;)
Enhorabuena a ti también por el reconocimiento a tu terrorífica creación.
UN saludo.

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

tengo que reconocer que me fascinó el final y ese impacto que produce que cualquier cosa nimia es super importante si ha sido complice de algun hecho religioso.

Está muy bien terminado.

Yo no lo entendí con relación a la cebolla.

ismed, te agregó a mi lista de microrrelatiasas.

Publicación individual y Antologías colectivas. Libros editados Libros editados Libros editados Libros editados