De vuelta

08 junio 2009

Al contemplar en el interior de un escaparate un boomerang de brillantes colores, el niño atraído por su influjo, metió sus delgadas manos en los bolsillos de sus gastados pantalones. Al sacarlas comprobó de un vistazo que disponía de dinero más que suficiente para hacerse con el preciado objeto. Una vez en su poder decidió deshacerse de su viejo boomerang. Así que lo tiró.

12 comentarios:

Lunática dijo...

Caminó unos pasos y sintió que le tocaban la espalda. Se dio la vuelta y comprobó que su antiguo boomerang estaba "de vuelta". ¿Qué iba hacer ahora con los dos? El nuevo se presentaba dispuesto al manoseo, pero ¿y el viejo? ¿cómo deshacerse de él?... ¿acaso su brillo no fue tambien objeto preciado de su deseo aquel primer día?

HYDRO dijo...

Todo esto nos brinda una reflexión.Saludos.

El Ángel... dijo...

Imposible deshacerse de un boomerang, siempre vuelve...

Un abrazo.

Víctor dijo...

Pues tienes razón: un boomerang es como una maldición, imposible deshacerse de él.

Saludos lelos!

Claudia Sánchez dijo...

Ja! Como escupir al cielo.
Me gustó mucho.

Saludos!

Martín dijo...

Cuantas cosas son como un boomerang, y siempre vuelven, para no dejarnos librarnos de ella. Saludos

eva- lazarzamora dijo...

Y donde se lo recibiô cuando volviô en plena cara?

Me colé desde el blogg de Al, leyendo tus comentarios. Si no te importa te seguiré leyendo pues me gustan tus micros.

Saludos

Fénix dijo...

Si se sabe lanzar el boomerang regresa, si no, se pierde. En ocasiones es bueno renovar, en otras mejor llevarnos con nosotros aún lo más antiguo. Nos toca elegir.

Alury dijo...

Yo soy una adicta a los cambios... Un beso!

Mey dijo...

Esta tirando el dinero al fin y al cabo. Y tal vez el antiguo tenia mas recuerdos qe el nuevo, pero weno, de peqes no vems esas cosas, al reves, tenemos mas peligro en el momento en el que nos dan dinero XD

bss ;)

Mc Elías dijo...

ya estas en la elite de la Union Literaria!!

Anónimo dijo...

Hace tiempo oí un chiste:
Un australiano que compró un boomerang nuevo, y no era capaz a deshacerse del viejo.

Publicación individual y Antologías colectivas. Libros editados Libros editados Libros editados Libros editados